Doctor, doctor

Viernes, 22 de junio, 2016
Escrito por Neil Gaiman

Ayer hice dos cosas que nunca hice antes: utilizar una pajarita y recibir un título honorario de Doctor en Letras de la Universidad de St Andrews. Gente realmente linda, una ocasión maravillosa y, aunque ni Amanda ni Ash estuvieron conmigo, me acompañó nuestro amigo Chris Cunningham y, más o menos por coincidencia, mis primas Abigail y Kezia. Además, hubo muchas conversaciones excelentes.

Este fue el discurso de Chris Jones (aunque no puedan oírle hacer las voces en el audio de Good Omens): http://linkis.com/www.st-andrews.ac.uk/SQ7bu

hon2bdoc

img_0385

Escribo esto desde el aeropuerto de Edinburgo: me dirijo a la ciudad de Nueva York, donde apareceré en el show de Seth Meyers el jueves por la noche.

(Estuve fuera del Reino Unido por 15 años; pasado ese plazo, te quitan el derecho a votar, así que no puedo votar. Si pudiese, votaría por permanecer.)

Mil felicidades a Chris Riddell, quien ganó la medalla Kate Greenaway por nuestro libro The Sleeper and the Spindle  [La durmiente y el huso]. ¿No les parece maravilloso?

Y una ronda de preguntas y respuestas de Tumblr que puede resultar útil para todos:

secretfiri preguntó:

Así que estuve teniendo problemas para escribir durante los últimos 5 años y realmente quisiera volver a escribir. ¿Tiene algún tipo de sugerencia o consejo?

Aparta un momento para escribir que esté dedicado exclusivamente a escribir. Guarda tu teléfono. Apaga o desconecta tu wifi. Escribe a mano, si quieres. Coloca un letrero de “No Molestar”. Y haz que tu tiempo para escribir sea sagrado e inviolable.

Y, en aquel momento, el trato es el siguiente. Puedes escribir o puedes no hacer nada. Es permitido no hacer nada. (No hacer nada incluye: mirar paredes, mirar por las ventanas, tener pensamientos melancólicos, mirarte las manos. Lo que no hacer nada no incluye: alfabetizar tu especiero, revisar tu cuenta de Tumblr, desarmar tu lapicero, jugar solitario u operar un programa de limpieza en tu computadora.)

Y con el tiempo, de eso se trata. Puedes escribir o simplemente no hacer nada. Está permitido no hacer nada. (Lo que no hacer nada incluye: mirar a las paredes, mirar por las ventanas, pensar melancólicamente, mirarte las manos, revisar Tumblr, desarmar tu lapicero, jugar solitario o activar un programa de limpieza de tu computadora.)

Tú eres quien elige cuán largo será tu tiempo para escribir. ¿Una hora? ¿Dos? ¿Tres? Tú decides.

El no hacer nada se vuelve bien aburrido. Así que será mejor que escribas. (Y si escribes 300 palabras, una página, cada día, tendrás una novela de 90,000 palabras en un año).

Traducido al español por Pedro Albornoz Camacho
Anuncios

2 comentarios en “Doctor, doctor

  1. Rodolfo dijo:

    Hola!
    Hay un error en la traducción.
    Esto NO está incluido en el no hacer nada:
    ” revisar Tumblr, desarmar tu lapicero, jugar solitario o activar un programa de limpieza de tu computadora.”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s